El Obispo Olmsted ordenará a nuevos sacerdotes el 16 de junio en la Parroquia San Andrés Apóstol en Chandler

PHOENIX (11 de junio de 2018) – El Reverendísimo Thomas J. Olmsted, Obispo de la Diócesis Católica Romana de Phoenix, ordenará a tres hombres para el sacerdocio en una ceremonia especial que comenzará a las 10 am, el 16 de junio en la Parroquia San Andrés el Apóstol, 3450 W. Ray Road en Chandler. Todos están bienvenidos.

Los diáconos Frankie Cicero, de 33 años, John Nahrgang, de 38, y Vinhson Nguyen, de 29, estarán rodeados por cientos de familiares y amigos mientras reciben las órdenes sagradas. Ellos son parte de casi 430 otros que se convertirán en sacerdotes católicos este año en Estados Unidos.

Frank Cicero

«Lo que nuestra gente necesita ahora más que nunca son sacerdotes que confían en la misericordia de Dios y mensajeros alegres de las Buenas Nuevas de Jesús», dijo el Obispo Olmsted. «Doy gracias a Dios por las familias del P. Cicero, P. Nahrgang y el P. Nguyen, que alentaron su fe y su vocación al sacerdocio».

La ordenación es la ceremonia sacramental en la que se conferirán las Órdenes Sagradas y los tres hombres se convertirán en sacerdotes, lo que les permitirá ministrar en nombre de Cristo a través de la Iglesia. La ceremonia del Rito de Ordenación incluye varios rituales, ricos en significado e historia.

Al crecer, Cicero dijo que nunca pensó en convertirse en sacerdote hasta que un día, nueve años atrás, describió su llamado al sacerdocio como «una revelación radical del amor y la misericordia de Cristo». Él atribuye a este amor misericordioso el haberle dado la fuerza y el coraje para responder al llamado de Dios a decir «sí» al sacerdocio. Cicero creció en el valle del este y es feligrés en la Parroquia San Timoteo en Mesa.

John Narhgang

Nahrgang no creció siendo católico, pero recuerda haber asistido a su primera misa cuando tenía 10 años junto con la familia de un amigo. Nahrgang, que se describía como agnóstico, asistió a la Universidad de Notre Dame y reconoció la presencia creciente de la Santísima Virgen en su vida. Seis años después, fue aceptado en la Iglesia Católica. Creció en Minnesota antes de llegar a Arizona, donde ahora llama a la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Glendale su hogar.

Nguyen dijo que «quería ser sacerdote de la misma manera en que muchos niños quieren ser astronautas y bomberos». A medida que continuó su discernimiento, se dio cuenta de que necesitaba escuchar más de cerca lo que Dios quería para él. La oración y la participación en los sacramentos es lo que finalmente le ayudó a discernir su vocación sacerdotal. Nguyen creció en Gilbert y es miembro de la Parroquia Resurrección en Tempe.

Después de su ordenación, el P. Cicero comenzará su ministerio sacerdotal en la Parroquia Reina de la Paz en Mesa; P. Nahrgang servirá en la Catedral de San Simon y San Judas en Phoenix; y el P. Nguyen estará asignado a la Parroquia de San Daniel el Profeta en Scottsdale.

Vihnson Nguyen

Según el Centro de Investigación Aplicada en la encuesta nacional anual del Apostolado, el 86 por ciento de la clase 2018 de hombres ordenados al sacerdocio fueron alentados por aproximadamente cuatro personas en sus vidas, incluyendo sacerdotes parroquiales, amigos u otros parroquianos. El informe también dice que los hombres tenían, en promedio, 17 años cuando primero consideraron una vocación al sacerdocio.

INFORMACIÓN ADICIONAL

La «Clase de 2018: Encuesta de Ordinarios para el Sacerdocio» se puede encontrar en línea en http://www.usccb.org/beliefs-and-teachings/vocations/ordination-class/index.cfm. Entre los hallazgos principales de la encuesta:

Años

  • En promedio, aquellos que estudiaban para convertirse en sacerdotes primero consideraron el sacerdocio cuando tenían 17 años, y fueron programados para la ordenación en promedio de 18 años más tarde (a la edad de 35).

Raza / Etnicidad y Cultura

  • La mayoría de los nuevos sacerdotes son caucásicos (siete de cada diez) y nacieron en los Estados Unidos (tres de cuatro). Uno de cada cuatro es nacido en el extranjero. En comparación, desde 1999, en promedio cada año, el 30 por ciento era nacido en el extranjero.
  • Los cuatro países más comunes de nacimiento entre los nacidos en el extranjero son México, Vietnam, Filipinas y Colombia. En promedio, vinieron a vivir a los Estados Unidos hace 12 años a la edad de 23 años.

Educación

  • Entre el 39 y el 47 por ciento de los nuevos sacerdotes asistieron a una escuela católica durante al menos una parte de sus estudios. La mitad (51 por ciento) participó en un programa de educación religiosa en su parroquia durante siete años, en promedio.
  • Casi la mitad (45 por ciento) informa que completó sus estudios universitarios antes de ingresar al seminario.
  • Los campos de estudio más comunes antes de ingresar al seminario son ciencias sociales, teología o filosofía, negocios o artes liberales.

Trabajo

  • Dos de cada tres (64 por ciento) reportaron experiencia de trabajo a tiempo completo antes de ingresar al seminario. Uno de cada cinco trabajó en educación.
  • Aproximadamente uno de cada ocho (13 por ciento) informó que uno o ambos padres tenían una carrera militar en las Fuerzas Armadas de EE. UU. Uno de cada veinte sirvió el mismo en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. El porcentaje de personas con experiencia en diferentes ramas del ejército varía considerablemente de un año a otro.

Discernimiento Vocacional

  • Casi tres cuartos (74 por ciento) sirvieron como monaguillos antes de ingresar al seminario. Casi tres de cada cinco (57 por ciento) sirvieron como lectores. Alrededor de la mitad sirvió como Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión (46 por ciento). Uno de cada tres sirvió como catequista (38 por ciento), en el ministerio universitario o en el ministerio juvenil (35 por ciento), o como padrinos de confirmación (31 por ciento).
  • Casi nueve de cada diez (86 por ciento) informaron haber sido alentados a considerar el sacerdocio por alguien en su vida (con mayor frecuencia, el párroco, amigo u otro feligrés). En promedio, cuatro personas fomentaron su vocación.

La Diócesis Católica Romana de Phoenix se compromete a ayudar a los fieles a encontrar a Cristo vivo a través de la conversión, la comunión y la solidaridad. Liderados por el Reverendísimo Thomas J. Olmsted, más de 1.1 millones de católicos hacen de esta diócesis diversa, vibrante y llena de fe su hogar. Aprenda más sobre la Iglesia Católica en dphx.org.